NUESTRA VISIÓN

El Godspell es un colegio Católico y Bilingüe con un Estilo Pedagógico de avanzada que promueve la educación de la Persona.

Un alumno Godspell se compromete a ser:

  •  Un cristiano que vive los valores del evangelio.
  •  Una persona que desarrolla sus inteligencias múltiples dando lo mejor de si mismo desarrollando su singularidad.

  •  Un joven que utiliza bien su libertad responsablemente desarrollando su autonomía.

  •  Un alumno que desarrolla la apertura, promoviendo el encuentro con los demás y logrando la unidad.

  •  Un alumno que piensa rigurosamente, comprometiéndose con los valores intelectuales.

  •  Un joven que logra comprensión siendo protagonista y creador de futuros, sumando valor.

  •  Un alumno que no sólo aprende, sino que aprende a pensar como piensa y actúa en consecuencia desarrollando su metacognición.

  • ​Un alumno Godspell logrará un bilingüismo real y excelencia académica.

NOTAS DE 
LA PERSONA
Diseñar nuestro proyecto personal de vida es el grado más alto de libertad que tiene el hombre. Poder decir “Yo elijo quien quiero ser y elijo para que estoy en este mundo”. Elegir. Saber ser libre. La libertad es algo que se ejercita y se aprende.
- Moira Maschwitz, Directora General

La diferencia de ser Godspell

Durante 40 años hemos aplicado las mejores prácticas en educación, transformando lo que los educadores dicen en una realidad en nuestras clases. En el Godspell la  innovación y la creatividad son la regla y no la excepción apoyadas por la evidencia y la experiencia.

 

Brindamos una educación personalizada con un aprendizaje riguroso basado en proyectos.

 Trabajamos con curriculum basado en proyectos: Planes, Reggio Emilia, Centres & Spaces, Electives y enseñamos a pensar, analizar, observar y discernir. El objetivo final es comprender conceptos que puedan aplicarse en el día a día y en el futuro. 

No creemos que los niños son envases vacíos que tenemos que llenar de contenidos. Creemos que son co-creadores de conocimiento e identidad, son autónomos para elegir y desarrollarse plenamente y tienen la apertura para saber escuchar y abrirse al mundo.

 

La diferencia no está solamente en lo que creemos sino en lo que hacemos con lo que creemos, en el momento en que estamos enseñando y los chicos están aprendiendo.

La diferencia del Godspell está en la imagen que tenemos de los chicos. ¿Quiénes son, cómo pueden ser y cómo aprenden para poder ser?

 

Esta es la diferencia Godspell.

En el Godspell podés elegir

 

Una de las fortalezas del Godspell es darles a los alumnos la posibilidad de poder elegir. Un aprendizaje centrado en los alumnos como participantes activos, y en los maestros y profesores como guías.

 

Esto les permite a los alumnos dirigir su aprendizaje, maximizar su potencial personal y desarrollar las habilidades para aplicar conocimientos teóricos para resolver problemas de la vida real.

 

En el Godspell podés elegir porque sabemos que somos todos diferentes, no sólo en nuestras capacidades, sino en el ritmo en que hacemos las cosas, en los ambientes que necesitamos para aprender. Celebramos las habilidades de nuestros alumnos y respetamos sus fortalezas y debilidades. 

Pasión por aprender

Venimos todos los días al colegio porque nos desafía, porque nos respeta y porque aplaude a cada uno de sus alumnos y la manera particular que tienen de aprender.  

Nuestra pasión por aprender nos abre las puertas a investigar sobre nuevas metodologías y poder aplicarlas en el Godspell. Todas ellas tienen un fuerte impacto en la manera de aprender, de sentir y de ser de nuestros alumnos.